¿Alguna vez escuchaste la frase “ninguna mujer sabe lo que quiere hasta que lo ve de oferta”? Seguro sí, y si no, no te preocupes seguro eres hombre y te entendemos perfecto. Ya poniéndonos serios, actualmente el público femenino se ha convertido en un gran reto para todas las marcas, ya que con el transcurso de los años y el avance de la tecnología las mujeres no se conforman con cualquier cosa que ven.

En repetidas ocasiones ni ellas mismas saben exactamente qué es lo que quieren, es ahí donde entramos nosotros, las marcas, para orientar a nuestras consumidoras, claro, lo más importante para las marcas es satisfacer sus necesidades e intereses.

Pero con la competencia que existe y el surgimiento de marcas nuevas, día a día la batalla por el gusto de las consumidoras se hace cada vez más difícil, es ahí donde debemos echar a volar nuestra imaginación, poniendo en práctica todos nuestros recursos, y con ayuda de nuestro equipo creativo planear grandes estrategias para crearles muy buenas experiencias que las conviertan en embajadoras de marca.

Con esto lograrás que ellas mismas vivan tu marca, es decir, se vuelvan una misma, ya que siempre buscarán tus productos sin importar las circunstancias, y harán que sus conocidos se vuelvan apasionados de tu marca igual que ella, debido a que, siempre les brindará argumentos positivos de por qué les gustan tanto tus productos o servicios.

Por lo mismo es muy importante que te enfoques en cada detalle y procures brindarles ese plus que ellas tanto necesitan para concluir con su elección, en este caso podrían ser las ofertas, créenos que lo notarán de inmediato y no dudarán ni un instante en buscarte y comprarte. Al fin del día ¿qué mujer se niega a una oferta?

 

El poder de las mujeres en marketing