La actividad publicitaria está probando nuevas alternativas que la hagan más eficiente y eduquen al cliente. Dentro de estos nuevos procesos nacieron las campañas integradoras, que amalgaman publicidad con contenidos. En estas no existe el único fin de  la venta de un producto, sino que la base es establecer una interacción que acerque a la marca con el usuario, darle un valor agregado.

 

En este sentido, los anuncios por contenidos obtienen más confianza y fidelidad del público, al que no sólo se les muestra un servicio, sino que se le brinda una información extra que genera un vínculo entre el producto, el uso y lo que engloba al mismo.

 

La base fundamental de este nuevo paradigma publicitario es la segmentación específica. Para que este tipo de campañas alcancen su objetivo de aproximación e instrucción, es clave fijar un target idóneo a la campaña y al contenido que se quiere comunicar. De esta manera se logrará captar la atención duradera del cliente indicado, en tiempos donde dentro de la publicidad reina lo instantáneo, claro y fugaz.

 

Esta clase de propuestas con mayores argumentos invita a las marcas a concebir experiencias en los usuarios. De esta manera atraerá a los consumidores a comparar en primera instancia, adquirir confianza (saben qué y por qué lo compran) y  además, apoyará al desarrollo de la marca, obteniendo futuras campañas comerciales más eficientes. Se les brinda a los clientes potenciales una información de valor.

 

PT-vs-MC

 

 

Dentro de la calidad del contenido, hay tres ramas: Informar, Persuadir y Recordar.  En el primer caso, la idea es describir las características, educar sobre el producto, sugerir usos del mis

mo, reducir temores y crear una imagen de la marca. En el segundo, el fin es incrementar la frecuencia de uso y la cantidad de compra, atraer nuevos compradores y crear una preferencia sobre otros competidores. Finalmente, recordar por qué existe la necesidad de adquirir dicho producto o servicio.

 

Si bien la publicidad con contenidos está brotando, su eficiencia progresiva se notará con el tiempo. La publicidad está en constante evolución y la información de valor es el futuro.

 

 

nelson.laffitte@mediafem.com

nelson.laffitte@mediafem.com